Rita Segato: «Están violando para demostrar algo y así pertenecer a la corporación de masculinidad»

  • Por Coop. Cóndor Andino |
    82

La antropóloga, docente y feminista argentina, analizó las violaciones grupales a raíz de lo ocurrido esta semana en Palermo. Reflexionó sobre la construcción social de la masculinidad y del término “manada”.

Rita Segato, renombrada académica, antropóloga, docente y feminista argentina, analizó, en una entrevista con el periodista Diego Iglesias, el fenómeno de las violaciones grupales a raíz del delito ocurrido este lunes en el barrio de Palermo, en la Ciudad de Buenos Aires.

“Este tipo de crímenes se repiten periódicamente en diversos países, es una emergencia de una estructura de fondo», expresó Segato con respecto a las violaciones en grupo.

Con respecto a cómo actúan los hombres en la sociedad, la antropóloga reflexionó que “la masculinidad es como un título que debe adquirirse, una fratría con una estructura corporativa que lleva a una obediencia. Es necesario hacer para probarse miembros de esa corporación”.

“El violador no es un desviado, es un moralizador. Es alguien que está enseñando a una mujer a colocarse en una posición en la que es debida, ocupar el lugar que corresponde, que es de subordinación y de disponibilidad de su cuerpo. Es necesario desmontar ese mandato de masculinidad”.

La feminista expresó que es evidente que «la ley no está consiguiendo enseñar prácticamente nada a la sociedad” y que “las relaciones son desiguales en status”.

Sobre el término “manada” para referirse a las violaciones grupales, Segato manifestó que “nos debe obligar a sacar ese nombre porque reproduce nuestro prejuicio contra los animales pero por otro lado está hablando de una obediencia que es característica del mundo animal, de los grandes rebaños, de los animales que son sociales y que actúan en rebaño. Entonces esto revela la característica principal de la masculinidad que es que el hombre es obediente y que compiten entre sí como por ejemplo por tener el miembro más grande, por ser más ricos, más fuertes. Pero cuando uno gana y se coloca en la posición del ‘macho alfa’ (mismo vocabulario que usamos para los animales) los otros obedecen, se curvan. En esta organización que he llamado fratría, hermandad y luego corporación, la principal característica de ese tipo organizacional es la obediencia servil. Entonces ninguno de los muchachos que están ahí les han enseñado, nada los ha hecho reflexionar y ese es el problema, muestran que agredir y violar es una caracteristica de la debilidad masculina y no de su fuerza. Están violando para demostrar algo a los ojos de los otros. Porque tienen que mostrar y así pertenecer a la corporación de masculinidad. Así es como deben comportarse para ser hombres”.

Segato recomendó el libro “El contrato sexual” de Carol Pateman, para profundizar acerca de los roles y las actitudes de los hombres abusadores en la sociedad y de qué manera juega la ley, el derecho con respecto al status y las cuestiones que se corren de lo legal.

FUENTE: anred.org

¿Qué opinas sobre esto?